C E I F A C   

  CENTRO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS ANÓMALOS DE CHILE 

Inicio Página Regresar Investigaciones


Investigación paranormal, Quebrada de la Chimba

Segunda parte
 

Investigación: Eliseo Ibaca
Colaboración en investigación: Jeannette Juárez
Redacción y fotografías: Eliseo Ibaca
Noviembre de 2012

Publición: Enero 2013


Nuestro primer trabajo fue el de controlar el ambiente, es decir, primeramente asegurarse de que éramos los únicos en el lugar y que no existieran factores que interrumpiesen nuestro trabajo, tal como ruidos de personas y actividades que amenazaren nuestra seguridad, ya que como mencionamos, la quebrada de la Chimba hoy en día es famosa por ser guarida de delincuentes y grupos satánicos.

La primera actividad de investigación fue una serie de grabaciones en el sector, partiendo desde la “casa scout”, luego las piedras en donde fue la aparición del scout de las 2 muertes, hasta finalmente llegar a su animita, ubicada varios metros más abajo de la “casa scout”. Fue ahí donde comenzaron nuestros primeros experimentos utilizando la técnica de la psicofonía y péndulos.

La palabra psicofonía se define etimológicamente como sonidos de psiquis, pero en términos más prácticos se relaciona con ciertas frases y palabras que son grabadas por sensores magnetofónicos (1) o electrónicos digitales, cuya naturaleza pareciera que proviene de entidades desencarnadas. Aún cuando la controversia es enorme, solamente nos dedicaremos a presentar el experimento más que comprobar la existencia de entidades desencarnadas.Revisando un poco la historia de la parasicología, una de las primeras psicofonías fue realizada accidentalmente por el cantante de ópera, Friedrich Jürgenson, quien se disponía a grabar con un magnetófono el canto de un ave. Al volver a su casa se percata de una voz en idioma norruego que le dice: Friedel… mi pequeño Friedel… ¿Puedes oírme? Al parecer, este cantante había hecho contacto con su madre fallecida tiempo atrás (2)

 

Imagen 1. Animita de Eduardo Ardiles
Fuente: Archivos CEIFAC


¿Sonidos del más allá?

Al llegar a la animita de Eduardo Ardiles (ver imagen 1), nuestra tarea fue el registro fotográfico del lugar y audiovisual, sin embargo, nuestro mayor propósito fue el trabajo de psicofonías. Logramos varias grabaciones del lugar, sin embargo, no obtuvimos ningún resultado, probablemente el lugar al ser un lugar muy abierto produciría muchas interferencias y ruido ambientales que afectaría el audio.

Minutos más tarde, nos dirigimos a otro sector con mayores posibilidades de resultados paranormales, nos referiremos a la peligrosa “cueva del huaso cojo”, leyenda que narramos en la primera parte de este informe. Por tema de seguridad, Roberto Ossandón y Jeannette Juarez permanecieron afuera de la cueva, mientras que Guenny Veras y quien escribe, nos adentramos unos metros al interior de la cueva en plena oscuridad. En caso de cualquier infortunio serían nuestros compañeros de equipo quienes tendrías la misión de buscar auxilio. Quizás para el lector le parece exagerada nuestro proceder, pero los accidentes dentro de la cueva no han sido ajenos en el mundo de los Scout, ya que al interior existen unos profundos piques con varios metros de profundidad y otros con agua en su interior, cualquiera que no conozca el lugar y no conoce los peligros de la cueva fácilmente caerían en dichos piques mineros resultando gravemente herido. Nosotros contabamos con la ventaja de que dentro de nuestro equipo se encontraba un experimentado Scout que muchas veces se ha adentrado en la “cueva del huaso cojo”, inclusive ha dormido en su interior, nos referimos a Guenny Veras quien fue nuestro guías aquella noche y por la mañana cuando llegamos al interior de la cueva.

Imagen 2. Inteior de la cueva del huaso cojo.
Fuente: Archivos CEIFAC


El interior de la cueva se percibía bastante tétrico. En oscuridad total comenzamos a sacar nuestras grabadoras de sonido y comenzar con una serie de preguntas, esta vez obteniendo algunos resultados como cuando preguntamos si había alguien aquí, se escucho una serie de golpecitos que solo fueron percibidos en la cinta de cassette y que presentamos a continuación.

Otros resultados lo obtuvo el aparato de Guenny, quien al limpiar el audio y revisar en profundidad su grabación días después del trabajo en terreno, detectó una frase que se podría traducir como “retírate” video editado hace un tiempo atrás y presentado en exclusiva en este sitio web. Tales sonidos fueron parte del difícil trabajo que persigue la técnica psicográfica, ya que no es fácil obtener resultados, se necesita un trabajo minucioso y con mucha dedicación.

Picofonias obtenidas en la Quebrada de la Chimba

 


Extrañas percepciones y una inesperada sorpresa

De regresó a la “casa scout”, revisamos el material, entre los cuales descubrimos hasta le momento el sonido de los golpecitos. Sería un estudio en profundidad y con más tiempo el lograr descubrir el inquietante sonido que nos decía que nos retirásemos de la cueva. Posteriormente realizamos un recorrido por alrededor de la casa, filmando y tomando fotografías con nuestros sentidos agudizados en caso de percibir alguna actividad paranormal. En el recorrido logramos identificar animales muertos macabramente y simbologías con connotaciones claramente satánicas, lo que nos dio a entender que la quebrada de la Chimba muchas veces se presta como santuario de grupos de magia negra.

Imagen 3. Simbolos satanicos alrrededor de la casa
Fuente: Archivos CEIFAC


Otras percepciones extrañas que logramos percibir aquella noche fue golpes de rocas contra las paredes externas de la “casa scout” , pero lo más curioso fue lo percibido por nuestros compañeros Roberto y Guenny, quienes al interior de la casa sintieron como algo les tocaba la pierna mientras se encontraban de pie revisando el material y preparando los equipos.

Ya pasadas las 3:30 de la madrugada, emprendimos la última actividad de la noche, la cual consistía en realizar psicofonías al interior de la “casa scout”, entre las preguntas realizadas, fueron: ¡somos los únicos en este lugar?, ¿Estás aquí Eduardo?... Pero con la que si obtuvimos respuesta fue por la pregunta que surgió inesperadamente: ¿eres tu Alex? , en donde luego de revisar detalladamente el audio logramos escuchar un “soy yo”…

Imagen 5. Dentro de la casa percibimos extraños ruidos y sensaciones
Fuente: Archivos CEIFAC


Pero, ¿quien fue Alex? Alex Manosalva Durán fue otro scout que cayó en desgracia dentro de la quebrada . En un sismo ocurrido en 1995 en la zona, Alex en busca de refugio sube por los faldeos de los cerros acabando aplastado por las rocas que caen desde altura
(3). La animita de este aventurero se encuentra mucho más arriba, donde el camino se presenta mucho más peligroso por esa razón que de noche nos fue imposible seguir subiendo, dejando la tarea de profundizar sobre ese caso en el futuro en una segunda visita al lugar ya que estaremos preparando…


De regreso a la cueva del huaso cojo

Por la mañana formamos un grupo para volver a internarnos dentro de la “cueva del huaso cojo”, en esta oportunidad nos acompañó nuestro amigo Victor, quien también conocía los peligros del lugar. Guenny antes de ingresar a la cueva nos trazó un mapa en la tierra para evitar cualquier peligro, ya que como recordamos, el interior presenta una absoluta oscuridad y los piques de gran profundidad se encuentran a ras de suelo.

Al interior continuamos sacando fotografías y filmando el lugar, a ratos el miedo recorría nuestros cuerpos y el quedarse atrás no era del todo cómodo. Guenny nos señaló los piques, muchos cubierto por agua y de gran profundidad. En ocasiones por los costados de la cueva presentaban cuevas a medio trabajar pero no dejaban de ser inquietantes. Todo el panorama no dejaba de recordar cual escenografía para una película de terror como “the descent”.

 

Imagen 7. Abajo a la deracha, un peligroso pique.
Fuente: Archivos CEIFAC


Casi al llegar al final de la cueva, el ambiente se percibía mucho más húmedo y el suelo más gredoso. Las pareces se componías de tonos rojos, azules y trazos blancos, posiblemente de sales minerales. Al final del camino nos esperaba el tétrico pozón de agua estancada y aguas oscuras, donde presuntamente fue lanzado el cadáver del huaso cojo, según narra la leyenda.

Finalmente luego de permanecer unos minutos al interior de la cueva y registrar el lugar, decidimos regresar al exterior. Un haz de luz iluminaba la estrecha entrada de la cueva, ya no queríamos permanecer más tiempo en ese tétrico lugar…


Imagen 9.  Eliseo Ibaca  en el último sector de la cueva, el tétrico pozo de agua
Fuente: Archivos CEIFAC

Investigaciones y recorrido en la cueva del huaso cojo


Conclusiones

La investigación en terreno en la mítica Quebrada de la Chimba agitó más nuestro espíritu aventurero y nos dejó una experiencia inolvidable. La quebrada es un lugar lleno de misterios e historias que seguiremos archivando. Nuestra agrupación logró cumplir el objetivo siendo la única en internarse al interior del lugar por una noche y realizando un estudio serio y con el más sumo respeto. Las psicofonías nos demuestran que hay algo más allá, ya sean estos desencarnados muertos en extrañar y trágicas circunstancia, demonios que se pasan por ellos o extraterrestres incorpóreo de otros planos dimensionales, la verdad es que poco o nada conocemos de la real naturaleza de estras voces del más allá, solo sabemos, que están ahí…
 



 

Referencias:

(1) Ver http://ingeniatic.euitt.upm.es/index.php/tecnologias/item/503-magnet%C3%B3fono

(2) Ver http://www.youtube.com/watch?v=opksLcxuXd4

(3) Ver http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1217497&page=12



Copyright ©  CEIFACS