C E I F A C

          CENTRO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS ANÓMALOS  DE  CHILE  .  

Inicio Página Regresar artículos

"El destello luminoso de Tarapacá y el Cono Detonante de 1965"
Visitantes extra-terrestres
 

Por: Eliseo Ibaca
CEIFAC
Julio 2012



Gran expectación generó en los medios masivos, el avistamiento de un destello luminoso  observado en los cielos de la región de Tarapacá, Chile este pasado martes 09 de julio a eso de las 23:28 hrs. Esta noticia fue dada a conocer en el portal soychile.cl/iquique (1) el día martes 10 de julio y profundizada en la edición impresa del diario la Estrella de Iquique del día miércoles 11 de julio (2). Rápidamente alcanzó todos los portales de Internet, redes sociales, foros y cuanto sitio web se pronunciara sobre el tema, ya que pocas veces se ha recordado que una intensa luminosidad es observada por cientos de personas en distintos puntos de una región. Hecho que no dejó indiferente a nadie.

 

Fig1. Región de Tarapacá.

Fuente: Internet.


El fenómeno luminoso fue visto en la ciudad de Iquique, capital de la región de Tarapacá y en varias comunas como Camiña y Pica, localidades que se encuentran al interior de la región según contó la oficina nacional de emergencia regional ONEMI. 

No faltaron las falsas imágenes que se difundieron por Internet, como fotomontajes de un video filmado en Canadá subido a Internet el año 2008 por el usuario Tokaidin en en la url http://www.youtube.com/watch?v=k_yJ9PXV_is&feature=plcp

 

Fig2.  falsas imágenes y charlatanes, solo las imágenes del costado derecho correspondería al destello observado esa noche.

Fuente: La estrella de Iquique



Pero lo que si causó mayor revuelo fue la especulación que se dio en torno al hecho de que lo divisado en la región de Tarapacá y en la localidad de Calama fue la de un objeto volador no identificado, como lo mencionó la ONEMI regional en algunos medios y el DGAC (dirección general de aeronáutica civil) en un comunicado de prensa en donde el CEFAA se dispondría a investigar el caso, dando a entender que se trataría de fenómeno aéreo anómalo y no de un fenómeno natural espacial, a esperar por mayores antecedentes. (3) .

 

¿OVNI o Meteorito?

Según Mario Hernández, actual director regional de la ONEMI y testigo ocular del suceso mencionó en el portal soychile/iquique que el “fenómeno se trata técnicamente de un Objeto Volador No Identificado" (4) primer error. También especuló de la posibilidad de un meteorito del cual se desconoce su paradero, paradero que nunca se sabrá como explicaremos a continuación.

En primer lugar hay que hacer buen uso de los términos. La palabra meteorito lo define la RAE como. “Fragmento de un bólido que cae sobre la Tierra”. En este caso, es total mente equívoco hablar de meteorito ya que no se ha encontrado ningún fragmento en la tierra y quizás nunca se haga, ya que este fenómenos ocurrió en altas zonas de la atmósfera (sobre 60km de altura), razón por la cual fue visto en toda la región de Tarapacá.

Una explicación que se ajusta más a la realidad, fue la dada por Manuel Olcay, académico del departamento de física de la Universidad Arturo Prat, quien aseguró que se trato de un aerolito, es decir una masa de roca que viene desde el espacio y que al ingresar a la atmósfera empieza a quemarse (5).

 

¿Qué fue lo que destelló en los cielos del Norte Grande de Chile?
 

Lo que ocurrió en Tarapacá fue precisamente un fenómeno lumínico natural y astronómico, producto de la desintegración de material extraterrestre, conocido como meteoro. Este material extra-terrestre (fuera de la tierra), posiblemente fue una parte ínfima de  algún asteroide errante que viajaba por el espacio.

En astronomía, se atribuye a estos fenómenos con el nombre de meteoros, pequeños fragmentos de cometas o asteroides que viajan a unos 300.000 a 70.000 km/h por el espacio y que al ser atraídos por la fuerza de gravedad de la Tierra, chocan con la atmosfera ionizando sus moléculas generando destellos que van desde diminutas estrellas fugaces del tamaño de un granito de arena, hasta increíbles bolas destellantes conocidas como bólidos (6).

Si revisamos dentro de la historia de la ufología nacional, nos encontramos que no es primera vez que un destello de gran luminosidad es visto en varias ciudades dentro de una misma región, y es común atribuirle una explicación espectacular cuando se carece de conocimientos astronómicos. A continuación citaremos parte de un caso ocurrido en 1965 en el Norte Grande de Chile, publicado en el libro los Sin Nombre (1974) de los periodistas Willy Wolf y Manuel Saenz ( ex UFO-CHILE ) en donde se recopila una serie de antecedentes de un caso similar ocurrido en la misma zona, pero en donde la tecnología digital aún no hacia su aparición, dificultando el registro de estos sucesos en cámaras y videograbadoras. Revisemos este poco conocido pero interesante caso ocurrido en los cielos de Tarapacá.


 


"El Cono Detonante de 1965"

Por Willy Wolf y Manuel Saenz
los Sin Nombre (1974)


“…En las provincias de Tarapacá y Antofagasta, miles de personas contemplaron estupefactas, cómo una extraña máquina aérea volaba entre tres y cinco mil metros de altura y cambiaba de coloración. Eran las 3,55 de la tarde. La presencia del OVNI, el 20 de julio de 1965, a plena luz del día, hacía recordar la fantástica aparición de un disco volador del año 1948 sobre el cielo de Madisonville, Kentuky y que le costara la vida al capitán Mantell”(piloto de guerra que falleció en una persecución a un OVNI en 1948)
 


“El increíble artefacto tenía la forma de un cono y la punta orientada hacia atrás (fig. A1). El suspenso llegó al límite, cuando el aparato emitió terribles estampidos al sobrevolar la Oficina Salitrera de María Elena”.



“El OVNI tenia color celeste y varió después de las explosiones, al verde fuerte, con la punta de un matiz anaranjado intenso (fig. A2). Al cambiar de dirección y tomar velocidad, luego del estruendo que hacía con las explosiones mencionadas, se transformó, a la vista de los espectadores, en un tubo alargado del que salía hacia atrás fuego y humo (fig. A3). Este humo tenía la particularidad de tomar la forma de un clásico hongo atómico al quedar en el aire y empezar a diluirse”(fig. A4).

 


“Las explosiones fueron tan violentas que muchas personas de las salitreras creyeron que se había realizado una gran tronadura en el mineral”.

“El misterioso artefacto, visto en dos provincias, evolucionó sobre las ciudades de Antofagasta, Tocopilla, Iquique y siguió hasta la frontera, en Ollague. La última parte donde se le vio fue en las ruinas de Huanchaca, al sur de Antofagasta. Los desplazamientos del OVNI fueron realizados a una velocidad formidable. En menos de veinticinco minutos fue avistado en nuevo ciudades y localidades diferentes entre la Cordillera de los Andes y la costa”.

“Desde la hora en que se observó el extraño aparato en el cielo antofagastino, la ciudad principió a ser azotada por un ventarrón de gran fuerza, como poca veces se ha registrado en esa zona del país”.

“La base aérea del Cerro Moreno, en Antofagasta, informó que ningún avión evolucionaba a esa hora en la zona. A las cuadro quince de la tarde el campo de avivación de los Cóndores, en Iquique, se avistó al curioso artefacto volador y su extraordinaria forma cónica; pero no se indicó si los aviones habían emprendido la persecución del OVNI”.

“La presencia de este “cono” en el Norte Grande no calza con la mayoría de las observaciones efectuadas. Los desplazamientos de los Discos Voladores son, por lo general, silenciosos, a pesar de la velocidad impresionante empleada en sus evoluciones”.


“A analizar el fenómeno aéreo y compararlo con las apariciones conocidas resaltan peculiaridades específicas: el ingenio espacial tenía una forma distinta a la lenticular de los Disco Voladores; y la figura cónica dista también de la tipo “gran cigarro”. En el Norte Grande nos encontramos con un nuevo artefacto: el “Cono Detonante”…




47 años después...
 

El caso de 1965 en el Norte de Chile, posee características similares con lo acontecido el martes 9 de julio, en el hecho que también este hecho pudo ser visto en distintas ciudades separadas por kilómetros. Los cambios de luminosidad del "Cono Detonante" (producto de la desintegración en la atmósfera) y el humo no hace dudar que el llamado “Cono Detonante” de 1965 se trató de un enorme bólido (7) , es decir, un tipo de meteoro muy brillante cuya masa es superior a unos 10 gramos, el cual que se desintegraba en la atmósfera como una bola de fuego.

Lo sucedido en Iquique y en la región de Tarapacá, fue de dimensiones inferiores al "Cono Detonante", de menor duración y posiblemente de menor tamaño, pero de igual manera un fenómeno natural y astronómico.

Ambos casos para nada de relacionan con el fenómenos OVNI, por el hecho de que la trayectoria presenta una claro ordenamiento, no se realizan cambios bruscos de dirección y velocidad, los cambios de tonalidades con claramente debidos a la desintegración de sus componentes en la atmósfera y finalmente existe una gama de registros visuales de estos fenómenos en que en muchas ocasiones no completan su total desintegración y parte de su material cae en la superficie pasando a llamarse meteoritos, dejando cráteres de diversas magnitudes. 
 

Fig 6.  La desintegración de un bólido en Argentina 2009

Fuente: Internet


Un caso similar ocurrió en la región del Bíobío en septiembre del año 2009, cuando un bólido cruzó por la comuna de Hualpen, región del Bíobío, Chile (8) para posteriormente desintegrarse con un gran estruendo en Argentina (9), dejando una estela de gas y humo en la atmósfera por varios minutos, similar a la última fase del Cono Detonante de 1965 .

Como conclusión, podemos afirmar la importancia que es tener ciertos conocimientos básicos de astronomía, ya que no todo lo que vuela ahí en la atmósfera son OVNIs, muchos fenómenos anómalos resultan serlo cuando se ignora la existencia de cuerpos celestes y atmosféricos como los destellos luminosos de los meteoros o el paso por la atmósfera de algún bólido, sin embargo, el problema se agudiza y causa confusión en la sociedad cuando las autoridades y los supuestos expertos no poseen la capacitación adecuada para enfrentarse a ellos, dando discursos poco esclarecedores y ambiguos.

Esperemos que la ciencia por medio de las Universidades y los centros de especialización puedan esclarecer mucho más este tipo de fenómenos aéreos, verdaderos visitantes extra-terrestre de nuestros cielos.

 

Fig 7. El increíble destello de Iquique (meteoro)

Fuente: Diario la Estrella de Iquique
 


Referencias:

(1)  http://www.soychile.cl/Iquique/Sociedad/2012/07/10/104027/Un-destello-de-luz-en-el-cielo-genero-la-alerta-en-Tarapaca.aspx

(2)  Ver edición impresa diario La Estrella de Iquique, miércoles 11 de julio de 2012

(3) http://www.lanacion.cl/noticias/site/artic/20120710/asocfile/20120710114631/comunicado_iquique.pdf

(4) http://www.soychile.cl/Iquique/Sociedad/2012/07/10/104028/La-Onemi-y-el-destello-de-luz-en-Tarapaca-Al-mediodia-habra-una-version-oficial-sobre-el-Ovni.aspx

(5) Ver edición impresa diario La Estrella de Iquique, miércoles 11 de julio de 2012 página 8.

(6) http://www.astromia.com/glosario/meteoro.htm

(7) http://es.wikipedia.org/wiki/Meteorito#B.C3.B3lidos

(8)  http://ceifacs.blogspot.com/2009/10/bola-de-fuego-cruzo-lenga.html

(9)  http://ceifacs.blogspot.com/2009/10/esto-se-paseo-por-lenga.html

Ilustraciones del Cono Detonante: Eliseo Ibaca
 

Copyright ©  CEIFAC