ARCHIVOS  C E I F A C   

          CENTRO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS ANÓMALOS  DE CHILE  .  

Inicio Página  Archivos CEIFAC

"Caso Trapén de Patinao"

Recopilación:  Victor Toloza
Investigador. CEIFAC Temuco
15 de Abril de 1990
Fuente: Diario Austral

 

Otro ovni, esta vez apareció en la zona de Puerto Montt



Mariana Cárdenas Contreras
y uno de sus dos hijos salieron a las 11 horas a la carretera a esperar el bus que les llevaría a Puerto Montt. Luego de recorrer los casi 2 kilómetros de distancia existentes entre la casa y la vivienda, observaron en el cielo algo así como nubes redondas. “Eran como platillos chicos, humeantes que despedían unos rayos rojos, como cuando baja el sol a tomar agua. Mira que cosa fea, le dije a mi hijo y después los vi caer en esa dirección y luego se elevaron otra vez hacia el lado de la costa.”

Tras esa extraña visión continuaron su viaje a Puerto Montt sin imaginarse lo que había sucedido en su casa. Sospechaba que algo había ocurrido por la insistencia de su hijo de permanecer más tiempo en la ciudad. “No quería que volviera a ver el desastre pero igual no más me vine y cuando vi todo casi me dio un ataque. Estaba todo por el suelo. El viento había arrancado de raíz dos pinos enormes que deben tener más de 50 años y los dejó tirados y luego destapó la casa y arrasó con todo lo que había dentro salvándose sólo el gato. Lo que no me explico todavía es por qué le tocó solo a mi casa habiendo tantas alrededor. Parece como un castigo de Dios, él no quiere que viva aquí aunque nos salvamos de milagro porque solo un presentimiento que algo malo iba a ocurrir nos hizo salir 5 minutos antes, sino estamos los dos muertos”.

Testigo

Un breve recorrido por el sector, permitió a reporteros del Diario Austral, dar con una vecina que esa mañana observó a poca distancia el fenómeno.

Eliana Guerrero Uribe se encontraba en el segundo piso de su habitación, vistiendo a una de sus dos pequeñas cuando sintió un ruido similar al de un avión pero mucho más fuerte. “Bajé a ver que era y vi que justo en donde está la casa de la vecina Mariana parecía todo una explosión con techo y árboles volando por el aire. Tomé a mis dos hijas y me puse a llorar. Dios mío, no lo podía creer. Cuando abrí los ojos, ya todo había pasado”.

Al igual que otros vecinos consultados, coincidió en que esa mañana había sol aunque con leves precipitaciones anunciando lluvia. Nada indica que un temporal hubiese azotado aquel sector, lo que fue confirmado por la oficina de meteorología del aeropuerto El Tepual, desde donde se indicó que ese día se registró chubascos y vientos débiles no superior a los 15 nudos en toda la región. Según cálculos se necesitan vientos de al menos unos 50 nudos para derribar esos enormes pinos de 2 metros de diámetro. “Fue como si una mano gigantesca hubiese arrasado este lugar” señaló Mariana Cárdenas.
 

Archivo fotográfico



Mariana Cárdenas Contreras junto a la casa que se volcó en 1990

 


Enormes pinos arrancados de raiz

Eliana Guerrero Uribe testigo del fenómeno

 

 

                                                                        Mariana Cárdenas  junto a su casa ya levantada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Copyright ©  CEIFAC