ARCHIVOS  C E I F A C    

  CENTRO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS ANÓMALOS  DE CHILE  .  

Inicio Página Archivos anteriores a 1999  Archivos CEIFAC

Un ovni vuelca una casa y provoca quemaduras a uno de sus moradores
El caso de Los Angeles: extraños sucesos ocurren en el sur de Chile

Por: Camilo Valdivieso
Rescatado del sitio web Andesenios.net


Se trató de uno de los casos más importantes ocurrido el año 1990. Los medios de comunicación dieron una amplia cobertura al hecho. Fue conocidos con el caso de las casas voladoras de Los Ángeles. Hoy cuando han pasado más de 10 años, revisaremos en dos capítulos los detalles de todas esta historia y sabremos que ocurre hoy con la familia Balboa, protagonistas de este hecho. ¿Qué ocurrió con las investigaciones que se hicieron en el terreno por donde supuestamente paso el Ovni?. ¿Han vuelto a tener avistamientos?.


EL COMIENZO


      Los primero que conoceremos es la investigación realizada por Ovnivisión Chile, días después de ocurrido este hecho.
Era la 1: 30 de la madrugada del día 16 de abril (1990) y Octavio del Tránsito Balboa Altamirano, 53 años, dormía plácidamente junto a su familia, compuesta por hijos, nueras y nietos. La noche era oscura y lluviosa, de pronto un ruido los despertó, y en cuestión de segundos, una fuerza muy extraña volcó por completo la vivienda de madera.
      El hecho narrado ocurrió en María Dolores, un sector agrícola ubicado a unos 10 kilómetros al nor poniente de la ciudad de Los Ángeles, en la Octava Región de nuestro país. (Chile)
     Este acontecimiento fue ampliamente difundido, tanto por la prensa hablada y escrita, pero, hasta allí el caso además de ser espectacular, no tiene relación con el tema OVNI. Claro, porque eso no era todo, pues antes y mientras todo ocurría, a solo 80 metros del lugar, la Señora Marta Pino Rodríguez, observó como una luz de todos colores se acercaba en forma amenazante sobre el lugar. Ante ello decidimos trasladarnos a la zona.
      Luego de recorrer 513 Kilómetros, llegamos hasta la hermosa ciudad de Los Ángeles. La mañana era fría, pero, a pesar de ello quería llegar al sitio cuanto antes...
     Por fin a eso de las 15:00 horas de ese 19 de abril, grabador en mano, pisé por primera vez la parcela número 21 de María Dolores; lo primero que noté fue la soledad y la gran vegetación del lugar (esta última característica del sur de Chile).

imagen andesenios.net


      Muy cerca de allí, se encuentra el Aeropuerto de María Dolores, donde durante todo el día llegan y despegan aviones de líneas aéreas nacionales -LAN y LADECO- hoy ello no ocurre. Viendo aquí, unos testigos de proporciones traté de ingresar al recinto para entrevistar a los radiocontroladores de turno de aquel 16 de abril, cuestión que me fue prohibida. Extraño, ¿no?.


      Pero la investigación debe continuar, y me interné por el sector, con la finalidad de apreciar los verdaderos efectos producidos; que a pesar de los tres días transcurridos aun se podían constatar. En un radio, de más de 50 metros, aun permanecían esparcidos gran cantidad de objetos -de todo tipo- pertenecientes a la casa de la familia Balboa.
      Buscando entre los matorrales pude hallar, par mi sorpresa, una cuchara totalmente doblada, en forma de acordeón; luego de entrevistar a la familia, me enteré que se habían extraviado un sin número de objetos metálicos, mientras que otros quedaron totalmente deshidratados; un claro ejemplo de ello fue, una torre de agua, instalada junto a la casa siniestrada, que resultó demolida, y sus estanques, para 300 litros, fueron exprimidos como simples latas de cerveza barata.


      En el recorrido, también pude ver, lo que antes del lunes 16 de abril, era el huerto familiar; en el se podían apreciar los vegetales totalmente deshidratados; sandias quemadas, árboles arrancados de cuajo. Otro detalle importante de destacar, es el aspecto selectivo del fenómeno, ya que sólo afectó a Quillayes y otros arbustos, dejando en perfectas condiciones los pinos jóvenes. Hasta el momento de la presente investigación en terreno, no se volvía a sembrar, por lo que no sabemos si la tierra fue afectada. Más adelante tendremos novedades.
      En el lugar, se encontraba la Señora Marta Pino, quien nos comentó: "Esa noche del domingo, yo me encontraba despierta, pues el viento era muy fuerte. Me asomé por aquella ventana - indica una ubicada en el frontis de la vivienda- y fue cuando pude ver una estrella pequeña y que luego comenzó a crecer. La luz era de todos colores y todo quedo claro como día". En tanto una de las víctimas directas y esposa de Marcos Balboa, llamada Edith Parra, también nos dice: "Era una bola como de fuego que se acercaba; mientras miraba esto, fue cuando la casa se vino abajo".


      Otro testimonio digno de destacar, es el de Don Octavio Balboa, quien comenta: "Yo no creo que un simple viento, aunque sea fuerte, pueda quemar cosas y volcar casas, yo pienso que aquí hay algo raro. Tengo 53 años y no me voy a asustar por un simple viento, es algo extraño, una fuerza superior". Todos los testigos, antes entrevistados presentan un nivel educacional básico, manifestando no ser lectores del tema OVNI (por sus exteriorizaciones esta aseveración es exacta). Todos los testimonios recogidos concuerdan en la hora, fecha, condiciones atmosféricas, etc. Además concuerdan, en un detalle muy importante, y que es el ruido escuchado momentos antes del suceso, el cual señalan era similar al motor de un tractor.


      Muchas teorías se presentaron para poder explicar este fenómeno que dentro del ambiente Ufológico Chileno, se le conoció con el nombre de "La Casa Voladora", pero la verdad es que dicha casa solo se volcó.

imagen andesenios.net


Tromba


      Muchos investigadores han planteado sus opiniones al respecto, como el caso de Rafael Vera Mege, docente del departamento de física de la Universidad de Concepción (Chile) el cual señaló, a un medio escrito nacional (Diario La Tercera), que se trataba de una "tromba", cuestión que fue descartada, pues al emplear el termino correctamente, podemos ver que se trata de "una columna de agua o vapor, que se eleva desde el mar", por lo que es imposible de concebir en este caso, ya que el hecho se produjo solo dentro de la parcela propiedad de Octavio Balboa. Por otro lado, otros señalaron que se trataba de un "rayo globular", lo que por su corta duración (solo pocos minutos, los normales), es imposible imaginar, para ello y con la ayuda de los testigos, hicimos una reconstitución de los hechos, lo que arrojó como resultado: un total de 18 minutos, es decir, la luz permaneció en el lugar por todo ese lapso. Esto descarta por completo la posibilidad de rayo globular, pues como señalé, su vida es de solo pocos minutos.
      Al finalizar la investigación en terreno, los afectados (un total de 10), me señalaron que la noche anterior a mí visita, es decir el 18 de abril, volvieron a ver aquella extraña luz.


La historia no termina


      Como era de esperar, al menos para quienes seguimos el caso, los sucesos extraños continuaron ocurriendo en el sur de Chile, es así como el día 25 de julio de ese mismo año (1990), en la población de Carelmapu, localidad ubicada a cien kilómetros de Puerto Montt (X Región de Chile), en la comuna de Maullín, un inexplicable tornado en forma inesperada arrasó con gran parte de dicha población.
      Los hechos comenzaron a ocurrir alrededor de las 16:40 horas, según testigos, entrevistados por el diario "La Tercera", todo duró unos pocos minutos: Uno de estos testigos, el pescador artesanal Yoanis Papa Michail describió así la situación vivida esa tarde de julio: "Aquí todo estaba en calma, sólo había lluvia y frío como es habitual en invierno, pero de pronto el viento era ya un vendaval y la granizada era ya de trozos grandes de hielo que caían con fuerza, haciendo gran ruido en las casas".


      Luego de ello, se sintió un estampido, este produjo gran pánico en los cinco mil habitantes del poblado. Podemos notar aquí una similitud con el caso ocurrido en Los Ángeles (abril 1990), pues antes también se pudo escuchar un ruido extraño.
Mi idea no es buscar similitudes, pero después de algún tiempo de investigación OVNI, creo cada vez menos en las coincidencias.


      Por otra parte, la Señora Gabriela Lemus narró como vivió su familia el paso de este infrecuente ¿tornado? : "Estábamos cinco personas en la casa, mí esposo, yo y las tres niñitas cuando comenzamos a sentir el granizo, primero, y el viento, la casa se comenzó a mover y no sé como de pronto estaba todo dado vuelta", los lectores pueden notar, nuevamente, la similitud existente entre estos dos casos, y si no se recuerdan, les refrescaré la memoria; Octavio Balboa, dueño de la casa volcada, dijo al respecto: "Soy muy católico, estoy asustado, no quiero solo de la casa. Me pasa algo raro... fue un milagro porque vea como quedo la casa, patas p' arriba".
Ambas casa fueron sacadas de sus bases por una fuerza, que los propios lugareños no pueden explicar, hay que considerar que son personas acostumbradas a climas adversos como los de la zona sur de Chile.


Actualización
Diciembre 2010

Recopilación del caso presente en el programa OVNI de tvn, año 1999-2000


El audio es muy bajo, se debe utilizar el volumen al máximo

 

Ver casos relacionados: Caso Copahue   Caso Copahue2



Copyright ©  CEIFAC