ARCHIVOS  C E I F A C   

          CENTRO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS ANÓMALOS  DE CHILE  .  

Inicio Página Archivos anteriores a 2004  Archivos Ceifacs

Cimientos y viento son claves

Dan respuestas para "casa voladora"

Por:  Diario crónica de concepción
15 de julio de 2004
 

      Distintas explicaciones, que van desde lo climático a lo geográfico, podrían dar respuesta al fenómeno vivido hace unos días por un familia del sector rural de la comuna de Santa Bárbara, en la zona precordillerana de la región, cuya casa "voló" alrededor de 10 metros en medio de la conmoción de sus habitantes para terminar partida en dos.
      Aunque los testigos del sorprendente hecho aseguran que ese día no hubo ninguna situación especial en la zona que pudiera conducir a este inusitado despegue, hay quienes aseguran que puede haber variadas explicaciones, aunque habría que conocer las condiciones del lugar donde ocurrió el fenómeno.
      Uno de los que piensa de este modo es el arquitecto Marcelo Pradenas, quien aseguró que lo primero que habría que revisar son las características del terreno donde estaba emplazada la vivienda, ya que la pendiente o el reblandecimiento provocado por las lluvias puede significar que se socaven los cimientos. Recordó que éstos, debido a que se trataba de una casa prefabricada, no son iguales a los de una vivienda de material más sólido y que, con ciertas condiciones y en un terreno poco apto, puede llegar a deslizarse por varios metros.
      Expertos de la Dirección de Meteorología, en tanto, explicaron que hay distintos fenómenos climáticos que pudieron actuar en el hecho. Se pudo tratar, por ejemplo, de una corriente de aire ascendente, que con ciertas condiciones climáticas y físicas podría llegar a levantar una estructura.
      También puede ser que el sector sea una zona delimitada de destrucción, que son áreas identificadas donde sólo la construcción mayor sufre daños frente a un fenómeno climático y el resto, en este caso lo que rodeaba la casa, queda intacto. Este tipo de zonas existen en la región y específicamente en Lirquén se ha identificado una de ellas.
      En todo caso, hay que tener claro que el día en que ocurrió el "vuelo" hubo un factor climático excepcional: durante tres horas se mantuvo constante la velocidad del viento, sobre 30 nudos. Esto es distinto debido a que el viento siempre es cambiante y tiene ráfagas más intensas, pero nunca se mantiene igual por tanto tiempo.


 



Copyright ©  CEIFAC